logo CLEAR PET
 
 

Los residuos plásticos llegan a la planta de reciclado de CLEAR PET, donde son clasificados y seleccionados para inmediatamente entrar en nuestro proceso de producción. El proceso del tratado del material es muy técnico y minucioso.

Contamos con un equipo altamente especializado, tecnología de última generación e instalaciones estratégicamente concebidas para conseguir la máxima calidad en todos nuestros productos.

El resultado es un reciclaje óptimo y responsable, que permite recuperar material plástico rehusado y de esta forma colaborar en la protección del medio ambiente.